Cuidados para los cactus y suculentas en macetas

Cuidados para los cactus y suculentas en macetas

Los cactus y suculentas son plantas que cuentan con grandes reservas de agua. Requieren cuidados sencillos para su desarrollo. ¡Descúbrelos a continuación!

Los cactus y las suculentas se han convertido en una tendencia para la decoración del hogar, debido a que poseen una diversidad de tamaños, colores y formas, así como destacan por ser plantas de cuidado fácil.

La mayoría de los cactus y suculentas provienen de climas desérticos. Por lo tanto, para su crecimiento es indispensable que cuenten con mucha luz, agua de forma regular y buen drenaje. Sin embargo, esto varía.

Por ejemplo, el cactus de navidad, como habita en bosques, prefiere poca luz y climas húmedos. Para conocer más detalles te invitamos a seguir leyendo el artículo.


Consejos para cuidar los cactus y suculentas

Aunque estas plantas son de fácil cultivo, tienen necesidades que requieren atención. Es por ello que te presentamos consejos importantes para el cuidado apropiado de tus cactus y suculentas.

Riega de forma regular

El agua de lluvia es la mejor opción para regar estas plantas, puesto que no contiene minerales, como la de grifo. Aunque estas plantas tienen la capacidad de almacenar agua y sobrevivir a climas áridos, la requieren para prosperar.

Sin embargo, el riego excesivo puede causar hongos y la muerte de las plantas. Por esta razón, debe ser profundo y moderado. Es decir, hay que echar agua hasta que salga por los orificios de drenaje de la maceta. En lo que respecta a la frecuencia, varía según el período que atraviesen.

Desde la primavera al verano los cactus y suculentas pasan por una temporada de crecimiento. Por lo tanto, hay que regar las plantas una o dos veces por semana. Aunque si las temperaturas son altas se reduce a cada dos semanas.

Por su parte, durante otoño e invierno este tipo de plantas entran en un período de descanso. Entonces, se disminuye la frecuencia del riego a una vez cada tres o cuatro semanas.

Evita rociar agua en las plantas

Usar un atomizador con agua para tus cactus y suculentas causa múltiples efectos negativos, como raíces frágiles y moho en las hojas. Por ello, es preferible que te enfoques en regar la tierra y no las hojas. 

Ubica los cactus y suculentas en espacios con luz

La mayoría de estas plantas requiere entre cuatro a ocho horas de luz diaria para prosperar. Por lo tanto, un paso esencial para su cuidado es colocarlas en un espacio con buena luz. Puede ser al lado de una ventana situada al sur o al oeste del sol.

No obstante, debes tener precaución para no exponerlas a un contacto directo. Puesto que pueden adquirir un color amarillo y, si las suculentas están recién sembradas, se queman.

Aunque la intensidad de la luz depende del tipo de cactus o suculentas. Por ejemplo, las Opuntias, que son cactus del desierto, necesitan luz solar para crecer. Mientras que las Rhipsalis, que se desarrollan en bosques, toleran la semi sombra.

Publicar un comentario

0 Comentarios