Equinoterapia: beneficios de la terapia con caballos | Saludable Vida

Equinoterapia: beneficios de la terapia con caballos | Saludable Vida

Montar a caballo es quizá la única forma de sentir que uno se mueve y desplaza sin utilizar las piernas, y la sensación de montar un caballo, con sus muy peculiares movimientos, despertó ya desde hace mucho tiempo el interés de una modalidad de tratamiento bio - psico - social, el cual aprovecha los movimientos naturales del caballo para estimular al paciente dentro de un abordaje multidisciplinario.

En este tipo de tratamiento participan profesionales en las áreas de la salud, psicología, educación y equitación, buscando conjuntar una alternativa para el desarrollo de personas discapacitadas y/o con necesidades especiales, con el objeto de conseguir, gracias al vínculo constante con el caballo, mejoras tanto físicas como en los niveles cognitivos de comunicación, relación y personalidad.

¿QUE ES LA EQUINOTERAPIA?

Es una alternativa para la rehabilitación física y psicológica en donde, por medio de una práctica especializada, se monta a caballo con la finalidad de rehabilitar física, psíquica y socialmente a aquellas personas que presentan diversas discapacidades y padecimientos. El disfrute de esta actividad, aunada a la experiencia de terapeutas y educadores especializados, da como resultado sorprendentes mejorías y aprendizaje en el individuo.

VENTAJAS DE LA EQUINOTERAPIA

Los principales beneficios se obtienen mediante lo que el caballo trasmite por medio de su lomo y sus movimientos, en dónde el paciente se beneficia de:

  • Calor corporal. (38°), el cual se transmite al cinturón pélvico y a las piernas del paciente.
  • Impulso rítmico (90 a 110 impulsos por min.) este impulso se trasmite al cinturón pélvico y pasa por la columna vertebral hasta la cabeza del paciente.
  • Trasmisión de un patrón de locomoción equivalente al patrón fisiológico de la marcha humana.
  • Una serie de oscilaciones tridimensionales como son: avance y retroceso, elevación, descenso y desplazamiento se registran en las conexiones neuronales del cerebro y se automatizan con el tiempo, consiguiendo el paciente poco a poco (y dependiendo de cada caso) un grado mayor de autonomía.

Quién puede beneficiarse de esta terapia y cómo se lleva a cabo?

Monta Terapéutica: se aplica en personas con disfunciones sensomotoras, psicomotoras y socio-motoras. En esta técnica se une el objetivo terapéutico a la enseñanza de la equitación como deporte. Además de los ejercicios neuromusculares y gimnásticos en combinación con juegos terapéuticos, el paciente aprende a utilizar la silla de montar y estribos para convertirse en un jinete activo. Aquí el paciente ya puede conducir solo su caballo en la pista.

Hipoterapia: esta se utiliza para personas con disfunciones neuromotoras y sensomotoras. Esta alternativa se divide en dos técnicas utilizadas según el caso y las necesidades como se describen a continuación:

1. Hipoterapia pasiva: El alumno-paciente monta sobre un mandil y se adapta pasivamente al movimiento del caballo sin ninguna acción de su parte. 

2. Hipoterapia Activa: El paciente monta sobre un mandil y se realizan ejercicios neuromusculares para estimular en mayor grado la normalización del tono muscular, el equilibrio, la coordinación psicomotriz y la simetría corporal. El paciente no está capacitado todavía para conducir solo el caballo en la pista, deberá guiarlo un terapeuta y ayudante utilizando paso y trote.

EQUINOTERAPIA Y SUS BENEFICIOS:

Beneficios físicos de la equinoterapia:

• Mejora el equilibrio, la movilidad y la postura.

• Regula el tono muscular y trabaja varios músculos simultáneamente.

• Hace más flexibles los músculos y articulaciones.

Beneficios neurológicos de la equinoterapia:

• Al mejorar la postura, el jinete desarrolla una espina dorsal más eficiente y las instrucciones que manda al cerebro son de mejor calidad.

• El movimiento del paciente al estar montado mejora su coordinación y sus reflejos.

• El movimiento de la pelvis para acompañar la cadencia del caballo (alzarla, adelantarla y bajarla) es muy similar al que hacemos al caminar, lo que manda información importante al cerebro para adquirir un adecuado patrón de marcha.

Beneficios psíquicos y emocionales de la equinoterapia:

Estos beneficios serían los más indicados para los niños con Trastorno de Déficit Atencional con Hiperactividad (TDAH):

Montar a caballo estimula la atención y la concentración. Se les propone recorridos con distintos obstáculos para que el niño/a memorice, se concentre y lo realice de manera adecuada. Se realizan juegos con pelotas, colores, aros, etc. 

La Equinoterapia es fundamental para el aumento de la autoestima y de la seguridad en uno mismo. Concientizamos el cuidado corporal, buscando promover la comprensión de la relación causa –efecto, que se puedan anticipar los riesgos, tomar precauciones. Es importante el control de deseos peligrosos del niño/a en beneficio del principio de realidad. En determinadas situaciones es claro e inamovible el “no” (el no como un organizador de la acción del niño/a). Y buscar así que de a poco el niño/a comience a responsabilizarse de su propio cuerpo.

Esta terapia tiene además un efecto positivo en las funciones de comunicación y de comportamiento. Les ayuda en el manejo adecuado de impulsos agresivos, en la capacidad de adaptación, cooperación y el sentido de responsabilidad; fortalece la atención y concentración mental, así como la capacidad de comunicación. 

El aspecto emocional es el que más se beneficia con la Equinoterapia, ya que fomenta en quien lo practica el sentimiento de bienestar. Aumenta el interés en el mundo exterior y en la vida misma, mejora los reflejos, desarrolla la inteligencia emocional, corrige problemas de conducta, disminuye la ansiedad y los miedos y fomenta la autoestima y la confianza en uno mismo.

Montar a caballo permite al niño/a disfrutar momentos de relajación, concentración y tranquilidad, al tiempo que fomenta las relaciones humanas, favoreciendo el desarrollo de las emociones.

La Equinoterapia supone una actitud activa del jinete, que deberá realizar movimientos para estirarse, relajarse, mejorar la coordinación y el equilibrio. Sin embargo, a diferencia de las terapias convencionales, la quinoterapia es asumida por el jinete como una diversión, lo que influye muy notablemente en la obtención de resultados positivos. Se desarrolla al aire libre, pudiendo disfrutar de cuanto le rodea. Montar a caballo es una terapia, pero es también una diversión y sólo aprovechando correctamente ambas vertientes se consiguen los mejores resultados.

De manera más detallada, podemos afirmar que se ha observado que la Equinoterapia es de gran valor para:

  • Corregir problemas de conducta
  • Disminuir la ansiedad
  • Fomentar la concentración
  • Mejorar la autoestima
  • Estimular el sistema sensomotriz
  • Incrementar la interacción social
  • Mejorar el autocontrol de las emociones
  • Mejorar la capacidad de atención
  • Mejorar y aumentar la comunicación gestual y oral
  • Aumentar el vocabulario
  • Mejorar la articulación de las palabras
  • Mejorar el equilibrio
  • Fortalecer los músculos
  • Mejorar la coordinación, los reflejos y la planificación motora
  • Mejorar la capacidad de relajación muscular
  • Reducir patrones de movimientos involuntarios
  • Mejora el funcionamiento del aparato digestivo, cardiovascular y respiratorio
  • Relacionarse con personas que no pertenecen al entorno familiar o escolar
  • Desarrollar el respeto y el amor hacia los animales

Publicar un comentario

0 Comentarios