Remedios caseros para cuidar tu cuerpo

Remedios caseros para cuidar tu cuerpo

Si sabes cómo, los productos naturales (como aceite de oliva, limón, miel, regaliz o manzana) son de gran utilidad para mantener tu organismo. Los remedios caseros son una forma natural y barata de tratar mareos, resfriados, estreñimiento, formación de hielo, dolor de cabeza, acidez de estómago, piel rota y otros problemas. En cualquier caso, si el problema persiste o empeora, lo mejor es acudir al médico. Este artículo enumera diez remedios naturales para proteger el cuerpo.



- Aceitunas y limón

Comer aceitunas o chupar limones puede prevenir los mareos durante el viaje porque contienen taninos, que pueden prevenir las náuseas. Del mismo modo, además de toser, chupar un caramelo de jengibre también puede prevenir los vómitos.


- El ajo y la cebolla previenen los resfriados

Los resfriados se pueden resolver mejor con varios remedios caseros. Uno de ellos es respirar los gases de escape del ajo o la cebolla, porque contienen azufre y tienen capacidad antiinfecciosa. La sopa de pollo también puede ser un buen aliado contra los resfriados, ya que puede reducir la inflamación de las mucosidades. La poco conocida equinácea es una hierba que puede aliviar los síntomas del resfriado.


- El alcohol elimina el olor de los pies

Si utilizas un paño humedecido en alcohol para limpiar el clásico olor de tus pies, puedes eliminar este olor, porque el efecto antibacteriano de tus pies puede resistir las bacterias y hongos que provocan el mal olor de los pies.


- Aloe vera anti-estreñimiento

El aloe es muy popular por sus diversas propiedades. Se puede utilizar en cremas para hidratar y mantener la piel, pero también es conocido por sus efectos digestivos que favorecen el tránsito intestinal. Otra forma de acabar con el estreñimiento es tomar una cucharadita de aceite de oliva todas las mañanas para estimular el sistema digestivo.


- El azúcar contra el hipo

Beber una cucharadita de azúcar puede ayudar a poner fin a esas molestas palizas. Esto se debe a que la dulzura llega a los receptores y nervios de la lengua y la boca, ayudando a prevenir los espasmos.


- Hielo para el dolor de cabeza

Ponerse una compresa de hielo en la parte posterior de la cabeza o el cuello puede ayudar a aliviar los dolores de cabeza. Otra forma de eliminar las molestas migrañas es colocar un lápiz entre los dientes sin morder para relajar los músculos que conectan la mandíbula y las sienes para reducir la tensión.


- La infusión de regaliz puede prevenir la acidez estomacal

La ingesta de regaliz puede estimular la secreción de moco en la pared del estómago, lo que ayuda a reducir la acidez y las úlceras. El jugo de limón también puede lograr este objetivo, aunque puede funcionar de otra manera: el ácido cítrico produce dióxido de carbono (CO2) en el estómago, y cuando hay agua en el cuerpo humano, el dióxido de carbono se convierte en bicarbonato (bicarbonato). una sustancia conocida para la acidez estomacal.


- Dientes limpios con manzana y zanahoria

Comer fruta, especialmente manzanas, es muy saludable, como decía el clásico anglosajón: "Comer una manzana al día mantendrá alejado al médico". Dado que la manzana contiene ácido málico, puede blanquear el esmalte de los dientes, por lo que también juega un papel importante en la limpieza de los dientes. Del mismo modo, masticar zanahorias crudas puede reducir la placa dental. No es la única propiedad que se puede aprovechar de esta hortaliza, ya que también protege los ojos, gracias al precursor de la vitamina A β-caroteno.


- Mascarilla vegetal para la piel

La clásica rodaja de pepino en la cara es una de las imágenes más populares de máscaras naturales. Y es la verdura para refrescar e hidratar la piel y anti-envejecimiento. Sin embargo, no son las únicas necesidades diarias que puede utilizar para mantener su piel. Mezcla la crema hidratante con posos de café y úsala durante unos 10 minutos para reducir la celulitis. El acné se puede tratar aplicando granos en la miel durante unos 15 minutos y luego lavando con agua tibia. Para hidratar la piel seca, masajear durante cinco minutos con un poco de aceite de oliva, que también se puede utilizar para desmaquillar.


- Para la tos utiliza miel

Tomar una cucharada de miel, especialmente antes de acostarse, puede ayudar a reducir la tos. Además, haga gárgaras con una pequeña cantidad de sal y agua varias veces al día para aliviar los dolores de garganta.

Publicar un comentario

0 Comentarios