Meriendas saludables para la escuela

Meriendas saludables para la escuela

Hoy en Saludable Vida encontrarás una lista con meriendas saludables para probar que sus hijos dejen bocadillos y dulces para ocasiones especiales y no como la solución diaria. Es importante usar el conservador para mantenerlos frescos hasta el momento del consumo. 



- Galletas dulces caseras o muffins. Puede hacer unas cuantas y guardarlas en una lata y así te duraran varias semanas. Otra alternativa son los ojitos. 

- Semillas de girasol o semillas de calabaza. La calabaza rocía con aceite y se cocina durante 15 minutos hasta quedar doradas

- Pan de Pita con jamón y/o queso. Puedes agregar una rebanada de tomate. 

- Galletas de arroz solo o con una rebanada de fiambre. Hoy las galletas de arroz son accesibles y se consiguen con varios sabores, pizza, cebolla, etc. 

- Gelatina con o sin azúcar. Compre aquellos que ya están en moldes individuales o hágalo en casa colocándolo en diferentes moldes. Se pueden colocar en cubos de frutas en el interior. En este caso, no dura demasiado tiempo desde el refrigerador. 

- Fruta licuada. Puede preparar la noche antes y guardar en el congelador en un vidrio hermético cubierto. Sáquelo por la mañana antes de salir en la escuela. Para ser más saludables, las hojas de espinaca todavía se pueden incorporar, por ejemplo, y si son pocas, casi no se observa ningún sabor. Endulzar. Un buen itinerario multi-licuado puede incluir plátanos, pera, pesca, kiwi, fresas. Una forma muy práctica de hacerlo es que ya tenga frutos pelados y congelados en bolsas de tipo Ziploc en el congelador. Retire dos o tres piezas de cada fruta, agregue un poco de agua y licúelo. También puedes agregar jugo de naranja. 

- Pebetes de jamón y queso

- Manzanas o peras cocidas (llenas de cucharadita de azúcar rubia y canela, luego cocine hasta que dore). 

- Tortilla mexicana o mas conocidas como rapiditas llena de jamón y queso o sabor del niño. 

- Castañas de caju

- Barras de cereal, barras de granola, copos de maíz o cereales. 

- Cualquier fiambre que le guste al niño, en rollito con espinaca dentro. 

- Palitos de zanahoria (zanahorias peladas y corte de banda). 

- Merengues 

- Frutillas bañada en chocolate. Lave las fresas, derretir el chocolate en una olla y moje la punta de frutillas. Deje enfriar.

- Pan de banana, de ciruela o de nueces con una feta de queso.

- Bizcocho o alfajores caseros. Puede ser de maicena. 

- Tarta de fiambre


Sugerencia: organizar el plan para la semana. Pueden colgarlo en el refrigerador para que los niños puedan mirarlo y saber que le toca al día siguiente. Incluso si son grandes, pueden hacer el plan ellos mismos. No es necesario repetir más de 2 veces un bocadillo en la misma semana o 2 veces el mismo menu.


Publicar un comentario

0 Comentarios