Beneficios del aceite de jengibre y cómo prepararlo en casa

Beneficios del aceite de jengibre y cómo prepararlo en casa

El aceite de jengibre puede ayudar a resolver problemas digestivos, aliviar la artritis y mejorar la piel. 


El jengibre es una planta conocida por sus usos medicinales y culinarios. También conocido como "kion" en Perú, la parte más utilizada es el rizoma, que es un tallo subterráneo de crecimiento horizontal que se utiliza para preparar té y alimentos aromatizados a partir de cubos, molido o aceite.

Por su parte, sus usos terapéuticos más amplios incluyen el tratamiento de problemas digestivos, el alivio del dolor de la artritis y la eliminación de los mareos y náuseas provocados por el embarazo. Te mostramos otras formas en que el jengibre y su aceite esencial contribuyen a la salud.


¿Qué es el aceite de jengibre?

El aceite de jengibre es un líquido graso que se obtiene destilando los rizomas de la planta del mismo nombre. Generalmente, es un aceite concentrado de color amarillo y aroma fuerte y especiado. Su uso cubre las industrias médica y cosmética.


¿Cuáles son los beneficios del aceite de jengibre?

Aunque muchos de los beneficios del aceite de jengibre son anecdóticos, también hay estudios que demuestran que el aceite de jengibre puede mejorar la salud. 


1. Antiinflamatorio natural

Un estudio publicado en el Journal of Lipid Science mostró que el aceite de jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y puede prevenir cambios relacionados con la inflamación en la función renal. Asimismo, protege los riñones de los roedores envenenados por cadmio.

Por otro lado, una encuesta de ratas con artritis reumatoide encontró que aunque la inyección de aceite de jengibre no redujo la inflamación aguda que sufren las articulaciones, sí eliminó la inflamación crónica.


2. Alivia las náuseas

Según la medicina tradicional, inhalar el vapor del aceite de jengibre puede eliminar las náuseas. Veamos qué tiene que decir la ciencia al respecto.

Un estudio publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine tuvo como objetivo evaluar la eficacia de este aceite esencial en las náuseas posoperatorias. En los resultados, los participantes informaron niveles más bajos de vómitos que los que tomaron placebo.

Por otro lado, un estudio publicado en "BMC Complementary Medicine and Alternative Medicine" arrojó resultados contradictorios. En este estudio, se comparó el grado de náuseas posoperatorias en los niños que inhalaron aceites mixtos (incluido el jengibre) o placebo, pero no se encontraron diferencias.


Otros beneficios del aceite de jengibre

Otros beneficios asociados con el aceite de jengibre incluyen:

- Afrodisíaco natural: según un estudio se puede utilizar como afrodisíaco natural y para la disfunción eréctil.

- Reducir la ansiedad: para la terapia ayurvédica, el aceite de jengibre puede tratar eficazmente problemas emocionales como el miedo, el abandono y la falta de confianza. 

- Tratamiento del malestar estomacal y otros problemas digestivos: la medicina popular considera que el aceite esencial de jengibre es uno de los mejores remedios naturales para la indigestión, la diarrea y los cólicos.

- En la cocina: el aceite de jengibre se utiliza para condimentar, dar sabor y enriquecer los alimentos. Por ser invasivo, debe usarse en pequeñas cantidades, por lo que se recomienda usarlo en combinación con otros (como el aceite de oliva virgen extra).


Aromaterapia

Para obtener los beneficios de este aceite a través de la aromaterapia, puede utilizar un difusor o spray, así como un inhalador de vapor. Para usar un difusor, solo necesita seguir las instrucciones para el modelo que posee. Recuerda que en algunos casos es necesario diluir el aceite en una pequeña cantidad de agua.


Ahora, para la inhalación de vapor, se recomienda seguir los pasos a continuación:

- Calienta el agua hasta que esté al vapor, luego viértela en un recipiente.

- Agrega 1-2 gotas de aceite de jengibre.

- Ponte una toalla en la cabeza.

- Cierre los ojos, coloque la cabeza sobre el recipiente e inhale profundamente.


Uso parcial

Si se aplica aceite de jengibre a la piel, siempre debe diluirse con un aceite portador. Algunos aceites que cumplen esta función son el de almendra, coco, jojoba y aguacate.

Los niños mayores de 2 años pueden tomarlo para aliviar las náuseas, los calambres y los dolores de cabeza. Sin embargo, es necesario consultar a expertos.

Las personas que toman anticoagulantes no deben tomarlo sin supervisión profesional, ya que aumenta el riesgo de hemorragia. Los pacientes diabéticos e hipertensos también pueden experimentar situaciones similares, porque la combinación de medicamentos y aceites puede reducir en gran medida los niveles de azúcar en sangre y la presión arterial.


¿Cómo preparar aceite de jengibre en casa?

Puedes prepararlo desde la comodidad de tu casa con estos ingredientes e instrucciones.

Ingredientes

- Jengibre fresco.

- Aceite de oliva.

Instrucciones

- Pela el jengibre, pícalo en pequeños trozos y procede a rallarlos.

- Añade la ralladura de jengibre a un recipiente con aceite de oliva.

- Mezcla, introdúcelo en el horno y déjalo por 2 horas.

- Mientras está en el horno, prepara un recipiente que vas a tapar con un paño blanco esterilizado.

- Una vez transcurridas las 2 horas, vierte la mezcla sobre el paño y exprime dentro del recipiente.

- Luego, traslada el aceite a un recipiente de vidrio con tapa hermética que deberás almacenar en un lugar seco y fresco.


Publicar un comentario

0 Comentarios