Cómo cortar la cebolla sin que me lloren los ojos - Trucos

Cómo cortar la cebolla sin que me lloren los ojos - Trucos

Sabemos lo mucho que pican y lloran los ojos a la hora de cortar una cebolla, hoy en Saludable Vida queremos enseñarte algunos trucos para que ese malestar se acabe.



Los ojos pican, están irritados y llorosos. Cortar cebollas es una de las tareas más desagradables en la cocina, incluso para quienes aman estar en la cocina para siempre. Para evitar estas sensaciones molestas, aquí tienes algunos consejos para cortar cebollas sin llorar. 


¿Por qué lloramos al cortar cebollas?

Lo que causa tantos problemas es una enzima llamada Allinase. Cuando las cebollas se abren, se liberan, cuando las cebollas entran en contacto con el aire, se produce ácido propiónico, que es una molécula volátil derivada del azufre que puede dañar el tejido conectivo y es muy irritante.

El rasgado característico que se produce al cortar cebollas no es más que una respuesta natural de los ojos, que intenta diluir y contrarrestar los efectos de este irritante. 

Gracias a unas habilidades para no llorar al cortar cebollas, podemos reducir la liberación de estos compuestos nocivos, de lo contrario, intentaremos minimizar las molestias que nos provocan.


¿Cómo picar cebollas sin llorar?

Aunque no todo el mundo tiene la misma sensibilidad a estas sustancias, lo cierto es que cortar una cebolla hasta cierto punto no es un gesto agradable para nadie. Es por eso que veremos las mejores técnicas para evitar llorar al cortar cebollas.


1- Usa un cuchillo afilado del tamaño adecuado

En la cocina siempre es recomendable que uses buenos utensilios, pero a la hora de cortar cebollas, esta premisa cobra más sentido. Tenga en cuenta lo siguiente:

Usa un cuchillo afilado. Si usa un cuchillo sin filo, la cebolla se triturará cada vez que corte, lo que hará que se libere una gran cantidad de gas nocivo. Las incisiones limpias y los gestos precisos pueden minimizar este efecto. Para afilar el cuchillo antes de comenzar a trabajar, puede usar un afilador, que es una herramienta larga y delgada, que generalmente se proporciona con el juego de cuchillos.

Elija el cuchillo del tamaño correcto. Tan importante como recortar es usar el cuchillo correcto para cada corte. Para cortar la cebolla, use un cuchillo grande para que pueda moverse con flexibilidad. Si el producto utilizado es demasiado pequeño, solo provocará un abuso del producto y aumentará la sensación de picazón y lagrimeo. Lo importante es que la acción de cortar la cebolla ha bautizado al cuchillo de cebolla, que está instruido para esta tarea. Debe haber una razón.

Además, asegúrese de utilizar una tabla de cortar ancha y estable. De esta forma trabajarás de forma más cómoda y segura.


2- Trabaja rápido

Cuanto menor sea el tiempo de corte, menos tiempo tendrá la cebolla para liberar estas sustancias indeseables. Para ello se deben seguir las recomendaciones anteriores. Además, cuando practiques diferentes tipos de corte, ganarás agilidad y facilidad.


3- Lavar la cebolla con agua

Una buena técnica es lavar las cebollas bajo el grifo. De esta forma, podemos arrastrar algunas de las sustancias nocivas que contiene esta verdura. Para que esta técnica sea efectiva, pelamos las cebollas y las cortamos en mitades o cuartos para procesarlas.

Durante este proceso, también puedes remojar el cuchillo y tus propias manos varias veces, por supuesto, sécate bien las manos para que el cuchillo no se resbale y puedas seguir trabajando de forma segura.


4- Mete la cebolla en la heladera

Si corta cebollas cuando hace frío, puede ralentizar la liberación de sustancias irritantes. Aunque lo mejor es mantener las cebollas fuera de la heladera, podemos meterlas en ella una hora antes de usarlas para evitar que se enfríen. Si no recuerdas la hora, también conviene guardarlas unos 10 o 15 minutos antes de cortarlas.


También es efectivo meter el cuchillo que usaremos en la heladera para que también esté bien frío.


5- Cortar la cebolla a cierta distancia y cerca de una corriente de aire.

Al cortar cebollas, abra los brazos tanto como sea posible y aleje la cara de la tabla de cortar tanto como sea posible. Eso sí, mantenemos siempre una postura cómoda, para que podamos cortar con seguridad. También es útil hacer esto cerca de una ventana abierta que genera algo de flujo de aire. Esto llevará algunos gases irritantes y hará que esta tarea sea más cómoda.

Si eres una de las personas que a menudo llora al cortar cebollas, entonces alguien que te ayude a generar electricidad con un ventilador o dispositivo similar no te hará daño. Del mismo modo, podemos utilizar un ventilador, que es una solución más intensa pero eficaz.


6-Encienda la campana extractora

Si no hay ventanas cerca, o es uno de los días en los que no fluye una gota de aire, también puedes conectar una campana extractora en la cocina. Esto absorberá parte del gas irritante y evitará que entre en contacto con nuestros ojos.


 7- Use cebollas puedes conseguir cebolletas o cebollas frescas

Si sus ojos están más sensibles de lo habitual, ninguna de estas técnicas le ayudará. En este caso, intente utilizar variedades de cebolla suaves, como cebollas frescas o cebolletas. En algunas recetas que solo necesitan agregar cebollas, intente reemplazarlas con cebolletas.

Dado que estas técnicas pueden evitar llorar con cebolla, nuestros ojos no nos picarán al preparar salteados y ensaladas. ¿Cuál es el truco para no llorar al cortar cebollas?


Publicar un comentario

0 Comentarios