Hoy es el día Internacional de la Pizza: 5 tipos de masa alternativas a la original

Hoy es el día Internacional de la Pizza: 5 tipos de masa alternativas a la original

La pizza es probablemente una de las recetas más versionadas de la historia de la humanidad. De la más tradicional, artesanal e italiana, a ciertas adaptaciones que han surgido durante los últimos años puede haber un abismo. 



El 9 de febrero se rinde homenaje a uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo


En el calendario internacional existen días dedicados a la familia, a los enamorados, a la infancia... y también a algunos alimentos, que por su popularidad se han ganado el derecho de tener un día de protagonismo. Y ese es el caso de la pizza, uno de los platos más consumidos en el mundo junto a la hamburguesa. Por este motivo, el 9 de febrero es protagonista de manera internacional durante una jornada, de acuerdo con la tradición que comenzó en Estados Unidos y que se ha ido extendiendo a numerosos países.


Pero más allá de los sabores originales (y un tanto extraños) que pueden ser un acierto o un auténtico fracaso, hoy queremos celebrar el Día Internacional de la Pizza centrándonos en la base de todo: la masa.


Muchas veces no tenemos tiempo de prepararla en casa puesto que requiere mucho esmero, alta hidratación y lenta fermentación. Por eso, en los últimos años han aparecido distintas alternativas mucho más rápidas y también más ligeras, como las lowcarb o sin gluten. Repasamos las mejores ideas.  


Coliflor 



Esta receta se puso muy de moda como una opción baja en calorías. Para prepararla, debes precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja con papel mantequilla. Cortar los ramilletes de la coliflor hasta sacar unos 170-180 g. Lavar y escurrir bien. Triturar la coliflor hasta dejar textura granulada fina. En un recipiente, añadir el huevo, las semillas de lino o almendra molida, la sal, hierbas al gusto, ajo molido, queso y salpimentar. Mezclar todo muy bien hasta tener una masa homogénea. Extender en la bandeja con ayuda de una espátula dejándola lo más fina posible. Hornear unos 20 minutos o hasta que se dore y esté seca. Esperar un poco a que se enfríe y extender los ingredientes. Hornear unos minutos más hasta que se haya derretido el queso y los bordes estén crujientes.


Bagel



Esta receta es súper sencilla y nos ayuda a salir de apuros. Para ello, abrimos los bagels y los tostamos en la plancha. Extendemos sobre cada mitad una cucharadita de tomate frito y repartimos pequeños trocitos de mozzarella. Repartimos la salsa boloñesa y colocamos lo que queramos acompañar la pizza. Espolvoreamos con orégano y añadimos un hilo de aceite de oliva virgen extra. Horneamos los bagels en función de gratinar durante 3 o 4 minutos hasta que el queso se derrita.


Gofre



Precalentar el horno a 200ºC y preparar el molde o los moldes para gofres. Disponer en un recipiente el huevo con la leche, el aceite de oliva, el queso y las especias y batir con unas varillas. Tamizar la harina con la levadura, la sal y las especias, y mezclar con suavidad. Distribuir en los moldes y preparar los gofres hasta que estén dorados. Sacar los gofres y dejar que se enfríen. Colocarlos en una bandeja de horno con papel de mantequilla y cubrirlos con salsa de tomate. Añadir una buena cantidad de queso, pimienta negra y devolver al horno con para gratinar.


Brócoli 



Para esta receta, haz el brócoli al vapor en el microondas durante un minuto. Quita la humedad adicional con ayuda de un papel de cocina. Luego en un tazón grande, mézclalo con el huevo, una taza de mozzarella, el queso parmesano y el ajo. Añade la sal, la pimienta y el orégano. Pon en una fina capa en la bandeja del horno presionando con las manos. y cocina hasta que esté dorado y seco.


Boniato



El boniato es un ingrediente muy versátil. Lo puedes hacer como aperitivo, como guarnición, en tostadas e incluso en una pizza. Para ello, tienes que cocer los boniatos al vapor hasta que esté tierna y cuando estén blanditos, sacarle la pulpa y pasar por un procesador de alimentos para hacerlo puré. Y luego mezclarlo con un huevo, aceite de oliva, especias y la harina que más te guste. Luego amasa un poco y dale la forma que quieras. 


Comparte con tus amigos !!


Publicar un comentario

0 Comentarios