¿Cómo hacer un merengue perfecto paso a paso?

¿Cómo hacer un merengue perfecto paso a paso?

Si te gusta lo dulce y eso incluye el merengue, debes haber oído que es muy difícil hacer un merengue estable y brillante. Como ese merengue que dure horas en una pastelería, pero así parece difícil de hacer en tu vida. 



Por eso hoy en Saludable Vida queremos enseñarte como preparar ese merengue perfecto que tanto vemos en pastelería.


Ingredientes

- 4 Claras de huevos 

- Azúcar, 100g + 350 g

- Agua, 125 ml

- Sal, ¼ cucharadita 


Tipos de merengues:


Merengue francés o merengue básico. Este es un ingrediente preparado, simplemente bata las claras de huevo hasta que estén duras, luego agregue azúcar hasta que adquiera una consistencia. Debes consumirlo rápidamente por dos razones: la primera es porque son huevos completamente crudos y la segunda es porque inmediatamente comienza a perder volumen y a liberar agua, se dice que el merengue "llora".


Merengue suizo. Es más estable que el azúcar anterior, se ensambla disolviendo el azúcar con las claras a baño maría cerca de los 60ºC, pero cuidado de no superar los 62ºC, porque el azúcar comienza a solidificarse a partir de ahí.


Merengue italiano. Es un merengue perfecto y seguro, lleva más tiempo prepararlo, pero el resultado es un merengue muy firme, estable y brillante que aguanta perfectamente el día a día sin cambios, por lo que es perfecto para rellenos Ingredientes y coberturas. Cuando haga esto, olvidará los dos primeros. A diferencia de los azúcares anteriores, la mayor parte de su azúcar se incorpora a las claras de huevo en forma de almíbar.


Aquí tu merengue perfecto paso a paso:

- En una olla ponemos a fuego medio-bajo el agua que contiene 350 gramos de azúcar (4/12) y de vez en cuando removemos delicadamente para disolver el azúcar y formar un almíbar.

- Al mismo tiempo, las claras comenzaran a hacerse espuma, luego se volverán blancas y finalmente llegó al famoso punto de nieve. Para comprobarlo, solo necesitamos levantar la varilla para ver si se forma un pico diminuto. En ese momento seguimos batiendo, añadiendo poco a poco 100 gramos de azúcar en forma de lluvia. Veremos que empieza a mostrar brillo y consistencia, y el color se vuelve más blanco.

La mezcla de agua y azúcar debe seguir a fuego bajo.

- Cuando la temperatura alcanza los 80ºC, casi todo el azúcar se disuelve y pronto llegará a los 100ºC. Cuando llegue a los 100ºC, si controlamos la temperatura con un termómetro, nos dará una sensación de estancamiento y será difícil seguir subiendo. Lo que realmente pasa es que cuando el agua alcanza esa temperatura, el agua se evapora, pero hay que tener paciencia y no caer en la tentación de aumentar las calorías, porque no queremos que el azúcar cambie de color y mucho menos quemarla.

- Cuando lleguemos a 120ºC, sabremos que estamos a esa temperatura porque en la superficie se generan burbujas con un diámetro de aproximadamente 1 cm a un ritmo constante.

- En ese momento, cuidado de no salpicar, porque se quemará mucho, mientras la batidora está funcionando, iremos añadiendo el almíbar poco a poco en forma de hilos -si lo añadimos de repente, directamente haremos la tortilla- y luego seguiremos batiendo hasta que toquemos el bol y nos demos cuenta de que no está caliente. 

Normalmente nos lleva media hora. Tenga en cuenta que si desea utilizar una batidora eléctrica manual para su funcionamiento, no puede revolver en un recipiente de plástico que puede derretirse debido al calor del almíbar.


Publicar un comentario

0 Comentarios