Te enseñamos cómo preparar aceite de orégano y sus beneficios

Te enseñamos cómo preparar aceite de orégano y sus beneficios

Aunque su uso casi siempre se limita a la cocina, debido a la naturaleza de sus ingredientes, el aceite de orégano puede aportar ciertos beneficios para la salud. Hoy en Saludable Vida te contamos como prepararlo.



Aunque suene extraño y quizás no tengas remedios naturales, la verdad es que el aceite de orégano casero tiene muchos beneficios que van desde ayudar a combatir las bacterias hasta reducir la inflamación.

El orégano es muy popular en la cocina porque le da un sabor agradable al producto. Por lo general, se usa directamente en alimentos, pero también se puede usar en aceites para maximizar su potencial para tratar ciertas condiciones de salud.


Beneficios del aceite de orégano

El orégano se puede encontrar en la mayoría de las cocinas, que es uno de los ingredientes principales en la preparación de alimentos. Lo que mucha gente no sabe es que además de aportar sabor, esta especia también se mezcla con las propiedades de los aceites vegetales, que tienen propiedades beneficiosas para la salud. 


Tiene potencial antioxidante

Según un estudio el extracto etanólico de orégano tiene actividad antioxidante. Por tanto, se dice que la fragancia puede tener el potencial de ralentizar o prevenir la oxidación provocada por los radicales libres, que provocan el envejecimiento celular.


Ayuda a combatir las bacterias

El orégano también puede verse como una alternativa natural para combatir ciertas bacterias. Debido a que los ingredientes del carvacrol y el timol tienen actividad antibacteriana, la planta puede actuar sobre bacterias como Staphylococcus aureus y Bacillus cereus.

Pasado este tiempo, filtra las preparaciones y estarás listo para hacer tu propio aceite de orégano para que sea adecuado para tu uso.

No olvides que además del uso medicinal, esta mezcla también puede aportar muy bien sabor a los alimentos.


¿Cómo usar el aceite de orégano?

A pesar de toda esta información, todavía te parece extraño usarlo, pero debes saber que este aceite se puede consumir o aplicar directamente en la zona que quieres tratar. Por ejemplo, para las infecciones bacterianas, debes diluir 3 gotas del preparado en un vaso de agua y consumirlo.

Para dolores musculares, reumatismo y esguinces, puede agregar un poco de aceite a sus manos y masajear las áreas incómodas. Si lo desea, agregue aceites esenciales que también sean beneficiosos para estas afecciones.

Por otro lado, se dice que la inhalación de vapor reducirá los síntomas de la gripe. Cuando sienta la incomodidad de un resfriado común o un resfriado común, tome de 3 a 6 gotas de aceite esencial antes de las comidas. Puede tomarlo 3 veces al día.


Algunas sugerencias sobre el aceite de orégano

Antes de utilizar aceite de orégano, es importante asegurarse de que su consumo no sea perjudicial para la salud. Aunque se considera seguro en la mayoría de los casos en una dosis adecuada, las mujeres embarazadas, las mujeres que amamantan o las personas alérgicas al condimento aún tienen ciertos riesgos.

Además, el consumo excesivo también puede provocar hoyos cardíacos, alteraciones nerviosas, depresión, somnolencia y adormecimiento. Recuerde, no existe una cura milagrosa, y si sospecha que existe un problema importante, es mejor consultar siempre a un médico.

Publicar un comentario

0 Comentarios