Remedios naturales para la congestión nasal en niños

Remedios naturales para la congestión nasal en niños

La congestión nasal se produce cuando la membrana que cubre el interior de la nariz se inflama debido a la presencia de virus, bacterias o alérgenos. Esta inflamación puede bloquear las fosas nasales y bloquear el paso del aire. Hoy en Saludable Vida te contamos cómo eliminar el exceso de mocos para liberar los senos nasales. No te pierdas estos mágicos remedios naturales para limpiar las narices de los niños.




Ya sea por alergias, sinusitis o estreñimiento, la congestión nasal suele ser molesta porque puede provocar dificultades respiratorias. Por favor, preste atención a los remedios naturales, estos remedios acabarán con la "nariz tapada" del pequeño de la casa. ¡No más congestión nasal!

1. Cebollas picadas. Este método implica cortar la cebolla en cuatro partes y colocarla cerca del niño mientras el niño duerme. El fuerte olor a cebolla ayudará a despejar la nariz.

2. Cocine al vapor con hojas de eucalipto. Tome unas hojas de eucalipto y caliente en agua durante 5 minutos. Posteriormente, el niño debe inhalar el vapor, por lo que su tracto respiratorio se limpiará de forma natural.

3. Masaje entre las cejas. Esta es una técnica de Shiatsu (en la medicina china) que consiste en colocar los dedos al inicio de cada ceja, inclinar la cabeza y comenzar a deslizar los dedos hasta llegar a la mitad de cada ceja. El masaje debe ser redondo y mantener una presión constante. La aplicación de presión estimula las secreciones y despeja los senos nasales.

4. Masajee la nariz. Para limpiar la nariz de los niños, se recomienda masajear las alas de la nariz. Primero, coloque el dedo anular debajo de los ojos, luego masajee las mejillas con movimientos circulares y luego masajee las fosas nasales durante 20 a 30 segundos. Repita este proceso hasta que el niño se sienta aliviado.


5. Lave su nariz. Para hacer esto, el niño debe acostarse boca arriba con la cabeza hacia un lado y luego usar una jeringa para verter el suero fisiológico (una solución salina especial para el lavado nasal) a través de la cavidad nasal superior. La solución saldrá por la fosa nasal inferior junto con el exceso de moco.

6. Compresa caliente. Tome una servilleta, remójela en agua caliente y escúrrala. Cuando esté caliente, colóquelo en la nariz de su hijo durante unos minutos para que le gotee más la nariz. Finalmente, debes sonarte la nariz.

7.Una ducha. Una humedad insuficiente puede provocar congestión nasal, por lo que el vapor de agua caliente que se genera en la ducha ayuda a limpiar la nariz. También puede colocar un humidificador en la habitación de su hijo para mantener una humedad ambiental del 30% al 50%.

8. Hidratarse bien. Beber agua, especialmente líquidos calientes, adelgazará las membranas mucosas y ayudará a la secreción. Incluso la sopa caliente puede ayudar a lograr este objetivo.

Publicar un comentario

0 Comentarios