El tabú de la lactancia prolongada a niños mayores de 2 años

El tabú de la lactancia prolongada a niños mayores de 2 años

En las sociedades desarrolladas, a muchas personas les resulta extraño que sus hijos tomen pecho durante más dos años, lo que lleva a la mayoría de las madres a esconderlos.



Hoy en Saludable Vida hablaremos sobre las distintas visiones que tiene este tema, tabú en muchos países.

Las recomendaciones oficiales de la OMS y otras organizaciones sobre la duración de la lactancia materna ya son bien conocidas, o, si consideramos más oportunidades de información sobre lactancia materna, debería ser al menos la recomendación oficial: seis meses, y luego agregar al menos otros dos años sumándole otros alimentos. Posteriormente, hasta el deseo de madre e hijo. Sin embargo, en las sociedades desarrolladas, muchas personas se sorprenden al ver a los niños mayores amamantando, lo que lleva a la mayoría de las madres a ocultarlo.


Si no es desde la perspectiva de la antropología histórica, no es fácil limitar el momento exacto de la lactancia materna. José María Paricio, doctor en medicina, pediatra, fundador de e-lactancia.org, y experto en lactancia materna, recomendó un documento que iba a intentar dar respuesta a esta pregunta. Tras analizar una extensa bibliografía, Paricio recogió la idea de que la edad natural de destete correspondiente a los humanos puede estar entre los dos años y medio y los siete años. Desde entonces, la cultura afectará inevitablemente las prácticas de lactancia, ya sea en términos de la duración de la lactancia materna o de la introducción de otros alimentos que complementen la leche materna.


Las cosas invisibles no existen

Macarena Ruiz, consultora de lactancia y fundadora de una plataforma de consultores de lactancia en línea, amamantó a su hija durante seis años. Admite que es difícil evaluar su lactancia porque está muy relacionada con la experiencia de su madre, pero en general le gusta amamantar de principio a fin, e incluso se arrepiente de "decir adiós".

Durante el proceso de destete, no tienen nada que ver con factores externos como la presión ambiental o social, pero dijo que desde cierto momento ha estado sintiendo la lactancia de manera ambivalente. "Aunque apoyo absolutamente la lactancia materna en público a cualquier edad, creo que este comportamiento a veces no es bien conocido. Por lo tanto, querer hacer las cosas tan normales como amamantar odia el comportamiento de querer protegerse.


Para Carolina Martínez, quien amamanta a su hijo de cuatro años, nunca ha habido un motivo para ocultar que el niño está amamantando. Sin embargo, aunque cree que “si nadie se esconde mientras prepara o da el biberón, no debería haber razón para esconderse para amamantar”, a principios de este año llegó a un acuerdo con su hijo de que solo amamantará en casa y dormirá. "Me siento incómodo con ciertas apariencias. Lo más importante es que no quiero que nadie le diga nada a un niño."

El apoyo de psicólogos y compañeros de varios círculos familiares en la crianza de los hijos ha llevado a Laura a creer que puede sorprendernos ver a los niños amamantando durante más de uno o dos años. Hay dos conceptos básicos Factores: Uno es la disonancia cognitiva, que según los psicólogos nos hace ver que hemos hecho algo que no hemos hecho. Considera que otro factor que se determina es la "inconsciencia colectiva basada en la ruptura de la dualidad madre-hijo y la conducta sexual femenina que se acepta sólo cuando se sirve a los demás". En este sentido, Perales lamenta que si las mujeres exponen su libre albedrío o amamantan, nos es difícil ver los senos en sociedad, pero normalizamos sus cuerpos para que los disfruten los demás. Ella dijo: "Llegamos a la conclusión de que una mujer amamanta a otra mujer con hipersexualidad debajo del anuncio y lo modificó con Photoshop, lo que permitirá que su cuerpo se use para vender el producto anunciado".

Por todas estas razones, Laura Perales cree que la lactancia materna públicamente visible entre los niños "mayores" ayuda a normalizar la lactancia materna sin una fecha de vencimiento: "A la edad en que el niño lo necesita La lactancia materna previa no perjudicaría al niño ni a la madre ". . Para los psicólogos, el momento del destete debe ser asunto del niño y su madre, no de un experto. “Si la madre quiere continuar, ese punto es el niño. Marque este momento poco a poco, generalmente entre los tres y los siete años. Agregó que es necesario dejar de invisibilizar a las madres y la lactancia materna por ese rechazo. Es completamente cultural.

Entonces se llega a la conclusión de que muchas mujeres prefirieren y eligen la lactancia libre sin prejuicios y otras que prefieren seguir algunas normas "culturales".

Publicar un comentario

0 Comentarios