Beneficios y propiedades del diente de león que te encantarán conocer

Beneficios y propiedades del diente de león que te encantarán conocer

Hoy en Saludable Vida te mostraremos los beneficios y propiedades del diente de león que te encantara conoces. Es uno de los tesoros de la medicina natural que muchos ven a diario pero pocos conocen sus verdaderos beneficios. El diente de león tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y anticancerígenas.



El diente de león (Taraxacum officinale es la especie más común) es una planta que se encuentra fácilmente en los caminos rurales y una de las plantas medicinales más importantes y eficaces.

Se ha utilizado para tratar miles de enfermedades físicas, especialmente enfermedades del sistema digestivo y enfermedades del hígado.

Las hojas de diente de león se pueden cocinar o comer crudas y pueden ser una excelente fuente de vitaminas A, C y K. También contienen vitamina E, ácido fólico, pequeñas cantidades de vitamina B e inulina (el tipo de fibra más común). Es beneficioso para la salud de la flora intestinal.

También proporcionan grandes cantidades de varios minerales como hierro, calcio, magnesio, potasio y silicio.

Beneficios y propiedades:

Regenerar el hígado

Los estudios en animales han confirmado una de las principales propiedades atribuidas al diente de león en la medicina tradicional: puede regenerar el hígado y protegerlo de sustancias tóxicas y exceso de grasa.

Regular el metabolismo

La fórmula única de nutrientes y compuestos biológicamente activos tiene una serie de efectos beneficiosos sobre el metabolismo:

- Ayuda a controlar los niveles de azúcar.

- Estimula la secreción de insulina.

- Regular los niveles de glucosa.

- Reduce la absorción de grasas.

- Ayuda a controlar el colesterol.


Tiene efectos anticancerígenos

Una de las propiedades más interesantes del diente de león, especialmente los extractos de hojas y raíces, puede tener el potencial de evitar que las células cancerosas crezcan en diferentes órganos.

Los estudios in vitro han demostrado que el extracto de raíz de diente de león tiene la capacidad de reducir significativamente el crecimiento de células cancerosas en el hígado, el colon, la piel, la sangre y los tejidos pancreáticos.

Estos hallazgos son alentadores, pero se necesita más investigación para probar si el diente de león puede ayudar a tratar el cáncer humano.


Promover la digestión

La medicina natural tradicional utiliza el diente de león para tratar otros síntomas de estreñimiento e indigestión. Estos efectos probablemente se deben al contenido de inulina prebiótica.


Prevenir una infección

Algunos estudios indican que el diente de león puede tener propiedades antimicrobianas y antivirales. Varios estudios in vitro han encontrado que el extracto de diente de león reduce significativamente la capacidad de replicación de virus y bacterias dañinos.


Mejora la condición de la piel

Los estudios en animales han demostrado que los extractos de flores y hojas de diente de león pueden proteger la piel de la radiación solar, el envejecimiento y el daño del acné. Promueven la producción de nuevas células en la piel, lo que puede retrasar el proceso de envejecimiento.

También reducen la inflamación y la irritación de la piel, al tiempo que aumentan la hidratación y la producción de colágeno. Esto ayuda a prevenir y tratar ciertos tipos de acné.


¿Cómo tomar el diente de león?

Las hojas, tallos y flores del diente de león se pueden comer crudos, crudos (por ejemplo en ensaladas) o cocidos. Las raíces generalmente se secan, se muelen y se comen como sustituto del té o el café.

El diente de león también se puede convertir en cápsulas, extractos y tinturas.

Las diferentes dosis recomendadas de diente de león son:

- Hojas frescas: 4–10 g/día

- Hojas secas: 4–10 g/día

- Tintura de hojas: 0.4–1 cucharadita (2–5 ml), tres veces al día

- Jugo de hojas frescas: 1 cucharadita (5 ml), dos veces al día

- Extracto fluido: 1–2 cucharadita (5–10 ml), diariamente

- Raíces frescas: 2–8 g/día

- Polvo seco: 250–1.000 mg, cuatro veces al día


¿Es esta una planta segura?

El diente de león tiene una toxicidad baja y es seguro para la mayoría de las personas, especialmente cuando se consume como alimento. En algunas personas, como cualquier alimento, puede provocar reacciones alérgicas.

Algunos estudios han demostrado que tiene efectos estrogénicos, por lo que los pacientes con cáncer sensibles al estrógeno pueden estar contraindicados.

Si está tomando medicamentos, especialmente diuréticos y antibióticos, si existen contraindicaciones, se recomienda que consulte a un médico.


Publicar un comentario

0 Comentarios