Potentes remedios caseros para el acné que no conocías

Potentes remedios caseros para el acné que no conocías

El acné es una de las afecciones cutáneas más comunes en el mundo y afecta aproximadamente al 85% de las personas en algún momento de sus vidas.



Los tratamientos convencionales para el acné pueden ser costosos y a menudo causan efectos secundarios indeseables como sequedad, enrojecimiento e irritación.


Esto ha llevado a muchas personas a estudiar cómo utilizar productos naturales para curar el acné en casa. Hay muchas técnicas en Internet, pero ¿son realmente efectivos los remedios naturales?


¿Qué causa el acné?


El acné comienza cuando los poros de la piel están bloqueados por grasa y células muertas.


Cada orificio está conectado a una glándula sebácea, que produce una sustancia aceitosa llamada sebo. El exceso de sebo puede obstruir los poros y provocar el crecimiento de bacterias llamadas P. acnes o P. acnes.


Los glóbulos blancos atacan a P. acnes y provocan inflamación de la piel y acné. Algunos acné son más graves que otros, pero los síntomas comunes incluyen puntos blancos, puntos negros y granos.


Hay muchos factores que causan el acné, incluidos la genética, la dieta, el estrés, los cambios hormonales y las infecciones.


Aplicar vinagre de sidra de manzana


El vinagre de sidra de manzana se elabora a partir de la fermentación de sidra o jugo de manzana prensado sin filtrar.


Como otros vinagres, es conocido por su capacidad para resistir una variedad de bacterias y virus.


El vinagre de sidra de manzana contiene varios ácidos orgánicos, que se ha demostrado que matan la bacteria P. acnes.


En particular, se ha demostrado que el ácido succínico inhibe la inflamación causada por estas bacterias, lo que puede prevenir la formación de cicatrices.


También se ha demostrado que el ácido láctico mejora la apariencia de las cicatrices del acné. Más importante aún, el vinagre de sidra de manzana puede incluso ayudar a secar el exceso de grasa que causa el acné.



Cómo utilizarlo


Mezcle 1 parte de vinagre de sidra de manzana y 3 partes de agua (si tiene la piel sensible, agregue más agua).

Use suavemente una bola de algodón para aplicar la mezcla sobre la piel limpia.

Déjelo sobre la piel durante 5 a 20 segundos, enjuague con agua y seque.

Repita este proceso 1-2 veces al día según sea necesario.

Es importante saber que la aplicación de vinagre de sidra de manzana sobre la piel puede provocar quemaduras e irritación, por lo que siempre se debe utilizar con moderación y diluir con agua.


Tomar suplementos de zinc


El zinc es un nutriente esencial, esencial para el crecimiento celular, la producción de hormonas, el metabolismo y la función inmunológica.


También es uno de los tratamientos naturales más estudiados para el acné. Los estudios han demostrado que las personas con acné tienen niveles más bajos de zinc en la sangre que las personas sin acné.


Varios estudios han demostrado que la ingesta de zinc ayuda a reducir el acné.


En un estudio, 48 pacientes con acné recibieron suplementos de zinc por vía oral tres veces al día. Después de ocho semanas, 38 pacientes habían reducido el acné entre un 80% y un 100%.


No se ha determinado la dosis óptima de zinc para el tratamiento del acné, pero algunos estudios han demostrado que la ingesta diaria de 30 a 45 mg de zinc elemental puede reducir significativamente el acné.


El zinc elemental se refiere al contenido de zinc en el compuesto. El zinc existe en muchas formas y cada forma contiene diferentes cantidades de zinc elemental.


El contenido de zinc elemento del óxido de zinc es el más alto al 80%.


El nivel máximo recomendado de tolerancia al zinc es de 40 mg por día, por lo que, a menos que esté bajo la supervisión de un médico, es mejor no exceder esta cantidad. La ingesta excesiva de zinc puede provocar reacciones adversas como dolor de estómago e irritación intestinal.


También es importante tener en cuenta que la aplicación de zinc en la piel no ha demostrado ser eficaz. Esto puede deberse a que el zinc no se puede absorber eficazmente a través de la piel.


Hacer mascarilla de miel y canela


Tanto la miel como la canela son excelentes fuentes de antioxidantes.


Algunos estudios han demostrado que el uso de antioxidantes directamente sobre la piel puede reducir el acné de manera más eficaz que el peróxido de benzoilo y los retinoides.


Estos son dos medicamentos comunes para el acné con propiedades antibacterianas.


Los antioxidantes estudiados son la vitamina B3, el ácido graso linoleico (omega-6) y el ascorbilfosfato de sodio (SAP), siendo este último un derivado de la vitamina C.


Estos antioxidantes específicos no se encuentran en la miel o la canela, pero otros antioxidantes pueden tener efectos similares.


La miel y la canela también tienen la capacidad de resistir las bacterias y reducir la inflamación, que son dos factores que causan el acné.


Las propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antibacterianas de la miel y la canela en polvo pueden ser útiles para la piel propensa al acné, pero no hay investigaciones sobre su capacidad para tratar el acné.


Cómo preparar


Mezcle 2 cucharadas de miel y 1 cucharadita de canela.

Con la piel limpia, aplique la mascarilla en su rostro y manténgala durante 10 a 15 minutos.

Enjuague bien la máscara y luego seque.


Trate el área afectada con aceite de árbol de té.


El aceite de árbol de té es un aceite esencial extraído de las hojas de Melaleuca melaleuca (un pequeño árbol de Australia).


Es conocido por su capacidad para combatir las bacterias y reducir la inflamación de la piel.


Además, muchos estudios han demostrado que la aplicación de una solución de aceite de árbol de té al 5% sobre la piel puede reducir eficazmente el acné.


En comparación con el peróxido de benzoilo al 5%, el aceite de árbol de té al 5% no funciona rápidamente, pero puede mejorar significativamente el acné después de tres meses de uso.


En comparación con el peróxido de benzoilo, también muestra menos efectos adversos como sequedad, irritación y ardor.


El aceite de árbol de té es muy poderoso, por lo que siempre debes diluirlo antes de aplicarlo sobre la piel.


Cómo utilizar


Mezcle una parte de aceite de árbol de té con 9 partes de agua.

Sumerja un hisopo de algodón en la mezcla y aplíquelo en el área afectada.

Si es necesario, use un humectante.

Repita este proceso 1-2 veces al día según sea necesario.


Aplicar té verde sobre la piel.


El té verde es rico en antioxidantes y beber té verde puede promover la salud.


No hay investigaciones sobre los beneficios de beber té verde para tratar el acné, pero se ha demostrado que la aplicación de té verde directamente sobre la piel puede ayudar.


Puede deberse a que los flavonoides y los taninos del té verde ayudan a combatir las bacterias y a reducir la inflamación, que son las dos causas principales del acné.


Se ha demostrado que la epigalocatequina-3-galato (EGCG), el principal antioxidante del té verde, reduce la producción de sebo en personas propensas al acné, combate la inflamación e inhibe el crecimiento de Propionibacterium acnes.


Varios estudios han demostrado que el uso de un 2% -3% de extracto de té verde en la piel puede reducir significativamente la producción de sebo y granos en pacientes con acné.


Puedes comprar cremas y lociones que contengan té verde, pero puedes mezclarlas fácilmente en casa.



Cómo utilizar

Remoje el té verde en agua hirviendo durante 3 a 4 minutos.

Deja enfriar.

Extienda el té sobre la piel con una bola de algodón o colóquelo en una botella con atomizador para rociarlo sobre la piel.

Déjelo secar, luego enjuague con agua y seque.

También puede agregar las hojas de té que quedan en la miel y preparar una mascarilla.


Aunque no hay evidencia de que beber té verde pueda combatir el acné, algunos estudios han demostrado que es beneficioso.


Por ejemplo, se ha demostrado que beber té verde reduce los niveles de insulina y azúcar en sangre, y los niveles de insulina y azúcar en sangre pueden promover la aparición de acné.


Humectante de aloe


El aloe vera es una planta tropical cuyas hojas producen un gel transparente.


El gel generalmente se agrega a lociones, cremas, ungüentos y jabones. Se usa comúnmente para tratar abrasiones, erupciones, quemaduras y otras afecciones de la piel.


Cuando se aplica gel de aloe vera en la piel, puede ayudar a curar heridas, quemaduras y combatir la inflamación.


El aloe vera también contiene ácido salicílico y azufre y se usa ampliamente para tratar el acné.

Varios estudios han demostrado que la aplicación de ácido salicílico en la piel puede reducir significativamente el acné.


Lo mismo ocurre con el azufre, que ha demostrado ser un tratamiento eficaz para el acné.


Aunque esta investigación es muy prometedora, la eficacia del acné del aloe vera en sí necesita más evidencia científica.


Cómo utilizar

Raspa el gel de la planta de aloe vera con una cuchara.

Aplicar el gel directamente sobre la piel limpia como humectante.

Repita de 1 a 2 veces al día, o según sea necesario.

También puede comprar gel de aloe vera en una tienda, pero asegúrese de que sea puro y sin ingredientes agregados.



Toma suplementos de aceite de pescado


Los ácidos grasos omega-3 son grasas increíblemente saludables que pueden aportar numerosos beneficios para la salud.


Aunque los alimentos deben obtenerse de los alimentos, algunos estudios han demostrado que la mayoría de las personas que siguen una dieta occidental regular no ingieren suficientes alimentos.


El aceite de pescado contiene dos ácidos grasos omega-3 principales: ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).


EPA beneficia a la piel de muchas maneras, incluido el control de la secreción de aceite, el mantenimiento de una hidratación adecuada y la prevención del acné.


Se ha demostrado que los altos niveles de EPA y DHA reducen los factores inflamatorios, lo que reduce la aparición de acné.


En un estudio, 45 pacientes con acné fueron suplementados con suplementos de ácidos grasos omega-3 que contienen EPA y DHA todos los días. Después de 10 semanas, el acné se redujo significativamente.


No hay una ingesta diaria recomendada de ácidos grasos Omega-3, pero la mayoría de las organizaciones de salud recomiendan que los adultos sanos consuman al menos 250 a 500 mg de EPA y DHA por día.


También puede obtener ácidos grasos omega-3 del salmón, sardinas, anchoas, nueces, semillas de chía y semillas de lino.



Baja carga glucémica en la dieta.

La relación entre la dieta y el acné ha sido un tema de debate durante muchos años.


La evidencia reciente sugiere que ciertos factores dietéticos, como la insulina y el índice glucémico, pueden estar relacionados con el acné.


El índice glucémico (IG) de los alimentos es un indicador de la rapidez con la que aumenta el azúcar en sangre.


Comer alimentos con un IG alto aumentará la insulina, lo que aumentará la producción de sebo. Por lo tanto, se cree que los alimentos con IG alto tienen un impacto directo en la aparición y gravedad del acné.


Los alimentos con un índice glucémico alto incluyen pan blanco, refrescos azucarados, pasteles, rosquillas, caramelos, cereales para el desayuno azucarados y otros alimentos procesados.


Los alimentos con un índice glucémico bajo incluyen frutas, verduras, legumbres, nueces y granos integrales o granos procesados ​​mínimos.


En un estudio, 43 personas siguieron una dieta alta o baja en azúcar en sangre. En comparación con las personas que consumían alimentos con alto contenido de carbohidratos, las personas con una dieta de bajo índice glucémico experimentaron mejoras significativas en el acné y la sensibilidad a la insulina después de 12 semanas.


Otro estudio con 31 participantes tuvo resultados similares.


Estos pequeños estudios sugieren que una dieta de bajo índice glucémico puede ser útil para los pacientes con piel propensa al acné, pero se necesita más investigación.


Aliviar la presión(estres)

Las hormonas liberadas durante el estrés aumentan la producción de sebo y la inflamación de la piel, lo que empeora el acné.


De hecho, algunos estudios han relacionado el estrés con una mayor gravedad del acné.


Más importante aún, el estrés puede retrasar la cicatrización de heridas hasta en un 40%, lo que puede retrasar la reparación de las lesiones del acné.


Se ha demostrado que ciertos tratamientos de relajación y reducción del estrés mejoran el acné, pero se necesita más investigación.


El acné es un problema común con muchas causas subyacentes. Sin embargo, el tratamiento convencional puede provocar sequedad, enrojecimiento e irritación.


Afortunadamente, muchos remedios naturales también pueden ser efectivos. Los remedios caseros de este artículo pueden no ser adecuados para pacientes con acné, pero vale la pena intentarlo.


Sin embargo, si padece acné severo, se recomienda consultar a un dermatólogo.


Publicar un comentario

0 Comentarios