Beneficios y propiedades fabulosas de la Menta

Beneficios y propiedades fabulosas de la Menta


La menta es conocida principalmente como ingrediente en la cocina e ingrediente en los productos de higiene bucal, no solo nos aporta frescura, sino que también tiene muchos beneficios para la salud humana.

Aunque todos sabemos que la menta se utiliza principalmente como ingrediente en diversos platos de la cocina, y porque forma parte de los ingredientes de determinados productos utilizados para la higiene bucal, esta planta no solo nos aporta frescura, sino que también Aporta muchos beneficios para nuestra salud. La rica composición de la menta la convierte en una planta con importantes propiedades para la salud de nuestro organismo, especialmente del sistema respiratorio y digestivo. De hecho, solo su aroma tiene las cualidades de refrescar el tracto respiratorio y estimular el apetito al mismo tiempo.



Respecto al aparato respiratorio, en los procesos gripales y otras enfermedades asociadas a las vías respiratorias es bueno tomar menta debido a que:

El ácido ascórbico facilita en gran medida la expulsión de la mucosidad.

El mentol presente en su composición es un potente descongestionante para las vías respiratorias, al mismo tiempo que regula la temperatura corporal –si el enfermo presentara fiebre– debido a su capacidad para incrementar la sudoración.

En casos de asma o de otras enfermedades que llevan asociadas episodios de tos, el tinol –compuesto orgánico presente en la menta– funciona como un eficaz antitusivo natural.

En cuanto al aparato digestivo, la menta puede reducir la irritación intestinal (como diarrea, colitis o enfermedad de Crohn y otras enfermedades típicas) y gases, y al mismo tiempo favorecer el proceso digestivo mejorando la función gastrointestinal y del hígado. También puede reducir y prevenir los vómitos y los calambres abdominales. Además de todas estas características, la menta también tiene otro tipo de aplicaciones; Por ejemplo, masticar menta ayuda a mejorar y promover la circulación sanguínea, reduciendo así los efectos asociados con el "mal de altura", que dificultan que el cuerpo se adapte a la falta de oxígeno asociada con la altitud. Debido a su fuerte olor y sabor, se puede utilizar para el mal aliento, sequedad de boca y reducir la aparición de caries y gingivitis y al igual que otras plantas (como eucalipto, manzanilla y equinácea).

Uso tópico de la menta

La menta también se puede utilizar por vía tópica. Por ejemplo, diluir los aceites esenciales en agua y aplicar una compresa (a modo de apósito) impregnada con esta solución en la zona correspondiente; de esta forma, podemos aliviar los dolores de cabeza, de espalda, de cuello o musculares, y tratar afecciones de la piel como heridas, eccemas, mordeduras, infecciones vaginales o hemorroides.

Publicar un comentario

0 Comentarios